Home : Wallpapers : Top 100 : Agregar Sitio : Recomendados : Mapa del sitio : Tus sugerencias : Recomendanos : Mujer:


barra_izquierda
:: Argentina ::
 Argentina Destinos
 Estancias en Argentina
 Hospedaje Argentina
 Agencias de Turismo
:: Aventura ::
 Montañismo
 Trekking
 Mountain bike
 :: Regiones ::
 Europa
 Asia
 Africa
 Oceanía y Pacífico
 Norte América
 Centro América
 Sud América
 :: Servicios Varios ::
 Conversor de monedas
 Distancias e / capitales
 :: Documentación ::
  Pasaporte
  Visas
  Vacunas Necesarias
 :: Consejitos ::
 Aduana
 Dinero en el viaje
 Equipaje
 Pasajes más baratos
 :: Información Util ::
 Embajadas
 Consulados
 Casas turismo exterior
 Casas turismo interior
ENLACES

Sitios Amigos

 

 
Bangkok, donde brilla un dios 
en cada esquina

Esta ciudad es la joya máxima de Tailandia, un destino exótico con templos fantásticos, ideal para viajeros con presupuestos reducidos.

LA CIUDAD JUNTO AL RÍO MOVIDO

Antes de llegar a Tailandia, lo único que sabés de este país es que está lleno de templos y que de aquí provienen los gatos siameses (¡que aquí llaman "gatos chinos"!) y la historia de "Ana y el Rey". Algunos también saben que son grandes productores de seda y que se come mucho arroz. Pero Tailandia es mucho más que eso: es un lugar tan extraño a nosotros como promete su nombre. 

Es cierto que queda lejos, y que por eso mismo el pasaje se encarece. Pero estar en Tailandia es tan barato que a la larga resulta un viaje más económico que muchos destinos más cercanos. 

El cambio favorable con la moneda local (el baht) hace que todo cueste centavos, y que el bolsillo más chico resista mucho kilometraje. 
Tailandia -antiguamente conocida como Siam- es una cálida tierra tropical que limita con Malasia por el sur y con la Unión de Myanmar (ex Burma o Birmania), Laos y Camboya por el norte, y con el mar en sus costas este y oeste. 

La capital de Tailandia y su puerta de entrada internacional es Bangkok, nombre que significa "Ciudad de los Angeles". Hace dos siglos el primer rey de la dinastía Chakri convirtió una aldea pantanosa en un impresionante conjunto de templos separados por canales de irrigación. 

La ciudad tiene un estrecho contacto con el agua, se extiende a ambas márgenes del río Chao Fra Raya, aún más marrón que el Río de la Plata, que ofrece a los diez millones de habitantes un canal de navegación, buena pesca, agua para bañarse, lavar ropa y vajilla y hasta para cocinar el arroz. A media hora de la ciudad se encuentra el famoso Mercado Flotante, donde las canoas cargadas de flores y frutas son un regalo para la vista. 

Hoy en día los tailandeses siguen venerando a su rey, que es el noveno de la dinastía de los fundadores de esta megaciudad donde se encuentra tanto caos moderno como placidez budista.  

PALACIOS Y TEMPLOS DESLUMBRANTES 
Un exótico aroma -mezcla de pescado frito con sándalo e incienso- anuncia la cercanía de bares junto a templetes en cada esquina. Se come pescado con arroz tan seguido como se ofrendan sahumerios y se cuelgan collares de flores en el cuello de los dioses, para hacerles pedidos puntuales. 

Las pagodas chinas se mezclan con antiquísimos wat -templos- de tradición siamesa, en forma de campanas de ladrillos rojos. 

Entre el aroma a frutas asiáticas y tan extrañas como el peludo rambután de pulpa roja o el durian ovalado, llegamos al increíble Wat Po -también llamado Templo del Buda Reclinado-, que muestra una imagen dorada de Buda de 46 metros de largo y 15 de alto, mandada hacer por el Rey Rama, con la historia de Buda narrada en nácar en la planta de los pies. 

En el cercano Wat Tramit se encuentra el Buda de Oro, una imagen de piedra de 5 toneladas y media que brilla en la semipenumbra gracias a las laminitas de oro puro que adquieren los fieles en la entrada y que se pegan a la imagen presionando unos papelitos con fuerza. Acordate que para entrar a los templos tenés que dejar los zapatos en la puerta. Y jamás te sientes apuntando a Buda con los pies porque es ofensivo. 

Lo más impresionante de Bangkok es la zona de templos junto a la avenida Charoen Krung, que incluye al Palacio Real, el salón de Audiencias Marin Vinichaite y el Wat Fra Keo, o Templo del Buda de Esmeralda, que es la capilla real aledaña al palacio. 

El conjunto brilla al sol con reflejos multicolores, como si estuviera hecho con oro y piedras preciosas (que en realidad son vidrios y espejos de colores). Todo el mundo llega para conocer al Buda de Esmeralda. Se sabe que esta figura del siglo XV, que fue robada por los laosianos a los tailandeses, no es de esmeralda sino de un jade de máxima pureza. O tal vez eso dicen, para desalentar otro robo. 

Por las mañanas Bangkok se inunda de monjes budistas con túnicas azafrán llevando en la mano una cacerolita, una bolsita o un tazón. Dicen que quienes le dan de comer a un monje se ganan un pedacito de cielo. 

INFO:

¿CUÁNDO IR? 
Durante todo el año, pero tené en cuenta que de agosto a diciembre es la época de lluvias. 

¿CÓMO LLEGAR? 
En avión hasta Bangkok. Un viaje recomendable es comenzar el periplo en Singapur, cruzar todo Malasia en tren y seguir hasta Bangkok. Los trenes son decentes y el precio irrisorio. 

IMPERDIBLES 
Visitá la antigua capital de Siam, Ayutthaya, que está a 75 kilómetros de viaje: pura placidez budista. También podés ir en tren desde la estación Hualamphong (una hora y media de viaje).  
En el barrio aledaño a la calle San Kao encontrás todo tipo de imitaciones de las marcas más prestigiosas del mundo occidental: copias de Pierre Cardin y Guccis idénticos a los originales.  
Acercate al Hotel Sheraton, donde siempre hay demostraciones del violento boxeo tailandés y de bailes típicos, a cargo de bailarinas vestidas de dorado y capuchones metálicos como uñas para los dedos. 

 

RECOMENDACIONES

Todos los precios deben convenirse de antemano, papel y lápiz mediante, porque los nombres tailandeses de los números son muy semejantes entre sí, por ejemplo: el número tres suena casi igual a treinta.
 
Cuando te canses de caminar, te conviene tomar un samlor, triciclo a tracción humana, o un tuc-tuc, una moto con banco adosado.  
 

Llevá aspirinas, antiácidos y desinfectante. Es muy complicado hacerte entender en una farmacia. 

 

Ver mas destinos en Asia
 

:: VOLVER AL INDEX DE TURISMO :::

Búsqueda personalizada

barra-derecha
:: Más Notas ::
TURISMO
Junín de los Andes

Junín de los Andes es ideal para usted y toda su familia. En la ciudad podrá conocer su historia a través de sus museos mapuches y del circuito histórico autoguiado. 
TURISMO
Trekking
NORTE AMERICA
Destinos Románticos
SUDAMERICA
La Isla de Pascua

 

Averlo.com - Averlo.com.ar © 1999 - 2009  : Normas de Confidencialidad  : Colabora con nosotros : Mapa del Sitio  : Publicidad